Carta en una botella a las alumnas creadoras de Historias Embotelladas

Cualquiera que me conozca sabe que  me apasiona mi trabajo y que disfruto con todos y cada uno de los proyectos que mis alumnos sacan adelante. Proyectos increíbles que me dejan con la boca abierta y me hacen maravillarme ante el grandísimo potencial que tenemos en las aulas. Uno de los muchos proyectos de este tipo que he tenido este año el privilegio de disfrutar es Historias Embotelladas  . Mis alumnas de Estética de grado medio decidieron reacondicionar un túnel cercano al IES, como respuesta a un  Reto TMP de Valnalón. En este reto la emprendedora Beatriz  Rodríguez Álvarez (Pequeña Productora de Ideas) les propuso buscar un espacio en desuso y  dotarlo de una nueva utilidad. Las alumnas pintaron el túnel  y lo convirtieron en el eje físico de una iniciativa cuyo objetivo es que la gente deposite en botellas historias escritas en papel. El proyecto ha sido  un éxito y ha involucrado a varios colectivos de Mieres, que ya forman parte del mismo.

Pues bien, les prometí que al final de curso ellas también tendrían una historia embotellada escrita por mí. Y así es como un buen día les llegó esta convocatoria.

Se requiere su presencia en el túnel de Historias Embotelladas from Paz Fernández de Vera on Vimeo.

En el día señalado acudieron al túnel y se encontraron con 14 botellas, cada una con el nombre de una alumna. En su interior había una carta dirigida a todo el grupo y unas líneas personalizadas para cada una. También había un grano de café.

mi historia embotellada

Una vez allí cada una recogió su carta, que leería en su casa con tranquilidad. Reproduzco aquí la parte común a todas las alumnas.  Haciendo click aquí puedes si quieres acceder directamente al documento.

carta embotellada sin negroStudio_20170615_140422Quizás te preguntes qué significa el grano de café que había dentro de cada botella. Está muy relacionado con la historia que les leí ese día en el túnel. Si quieres leerla  haciendo click aquí puedes acceder al texto